Un arte creador de utopías

En un sentido amplio la cultura es la huella que deja el ser humano sobre la tierra. La cultura reafirma por medio de la acción diaria del hombre y de la confirmación de sus valores cotidianos y, sobre todo, con una característica particularmente humana, la actividad creadora, en sus múltiples capacidades y, en esencia, viendo esta capacidad creadora como un motor impulsor del desarrollo del ser humano y de la sociedad, como una fuerza de cambio, de movimiento, de transformación.

El proyecto El arte y los niños: una opción para la transformación sociocultural, hace uso de diferentes manifestaciones del arte como herramienta para iniciar procesos arteducativos transformadores en niños y niñas en riesgo y desventaja social mediante la potencialización de la propia fuerza creadora de los/as niños/as. El viaje del colibrí refleja estos procesos de cambio, de movimiento, de transformación y a la vez ofrece una referencia práctica para iniciativas semejantes que el proyecto mismo nunca ha tenido, además de atestiguar que cultura no significa la aceptación de un producto cultural predeterminado, sino la participación activa y creativa de todos los actores.

La cultura es creativa: crea las utopías y cree en ellas. Los impactos del referido proyecto demuestran que construyendo mediante el arte con y desde los/as niños/as no permanece en lo utópico. La ONG suiza Zunzún se siente honrada de poder acompañar y apoyar esta iniciativa desde sus inicios.

Publicado el Sin categoría | Etiquetado